Ventajas de comprar una vivienda de obra nueva

Si estás buscando una vivienda nueva, habrás comprobado que la versatilidad del mercado inmobiliario español brinda al consumidor en busca de comprar su primera vivienda una enorme variedad de posibilidades y excepcionales oportunidades de compra. Pisos, lofts, dúplex, áticos, unifamiliares adosados, chalés con parcela…, todo un abanico en el que tienen cabida muy diversas tipologías en vivienda de obra nueva e incluso de segunda mano.

Sin embargo, son varias las razones por las que un inmueble a estrenar resulta mucho más atractivo que uno usado a ojos de quienes desean adquirir su hogar en España. Desgranamos algunas de las más influyentes a la hora de tomar la decisión de compra:

  • Calidades. Los materiales y acabados son nuevos y excepcionales, lo cual limita, además, las probabilidades de sufrir desperfectos a corto plazo.
  • Para entrar a vivir. En una vivienda de obra nueva podemos entrar a vivir en el mismo instante en el que nos dan las llaves, pues no tenemos que acometer reformas para mejorar el aspecto o la funcionalidad de la vivienda.
  • Zonas comunes. Los pisos ubicados en fincas de nueva construcción presentan, a menudo, atractivas zonas comunes en las que tienen cabida desde un gimnasio a pistas de pádel, columpios y piscina.
  • Eficiencia. “Bajo consumo energético” o “reducción de la factura eléctrica” son conceptos aparejados a la vivienda nueva, por el contrario son muchas los viviendas usadas que siguen suspendiendo en eficiencia energética. El nivel de ahorro en una vivienda nueva, puede alcanzar incluso un 80 % respecto a una casa usada.

Además de los anteriores, debemos citar el importante detalle de que todas las viviendas  a estrenar cuentan con garaje y trastero.

La localización, otro factor a tener en cuenta

La mayoría de viviendas de obra nueva que se comercializan de mano de importantes promotoras se encuentran en nuevos residenciales diseñados a la medida del ciudadano. Las viviendas de reciente construcción suelen estar cerca de colegios, centros de salud, teatros, centros comerciales y suelen tener excelentes conexiones con el centro de las ciudades.

¿Qué ocurre, sin embargo, cuando miramos la oferta de pisos de segunda mano? Que normalmente se sitúan en fincas antiguas levantadas en barrios urbanizados en los años 50, 60 y 70 (en el mejor de los casos) donde los parques son escasos, muchos comercios han echado el cierre, las aceras son estrechas y un sin fin de “contras” más que restan puntos a las viviendas de segunda mano.

Cierto es que no solo se comercializa vivienda nueva en los modernos barrios residenciales de las ciudades, pero también lo es que aquella vivienda que se levanta en el corazón de una urbe suele hacerlo en las calles o avenidas más codiciadas (hermosos cascos históricos, grandes avenidas comerciales, etc.) y con unas calidades excepcionales.

Grupo Viqueira, por ejemplo, responde a ambas realidades, pues sus apartamentos a la venta en el sur de Tenerife se sitúan en el marco de una nueva zona residencial enclavada en un lugar privilegiado al sur de la isla, mientras que en Vigo comercializa pisos de lujo en el centro de la ciudad.

Recuerda que si lo deseas, puedes calcular la rentabilidad de tu vivienda gracias al simulador de inversión gratuito de Viqueira.