Comprar una vivienda de obra nueva es más rentable que adquirir un piso de segunda mano

El sector inmobiliario atraviesa un momento de estabilidad y consolidación que beneficia a los profesionales del sector pero, sobre todo, a quienes están pensando en adquirir una nueva vivienda de obra nueva.

Y es que, a diferencia de lo ocurrido durante los últimos años, la obra nueva representa un atractivo reclamo para el consumidor e inversor que busca desde una residencia habitual a una segunda vivienda, y no solo en conceptos de cantidad, sino de calidad. Es decir, lo importante, ahora mismo, es encontrar una oferta de vivienda nueva para satisfaga nuestra demanda y, además, encontrarla de calidad.

Esto unido a las grandes ventajas que supone adquirir una vivienda de obra nueva frente a  una vivienda de segunda mano, ha hecho de la obra nueva de venta sobre plano un producto mucho más atractivo y rentable para familias, parejas e inversores que cualquier casa usada.

Más oferta, de mayor calidad y con infinitas ventajas frente a la vivienda de segunda mano

Pero no solamente el incremento de la oferta y su calidad en diseño y acabados hace que el consumidor se decante por una vivienda recién construida o a punto de hacerlo, existen muchos otros beneficios que inclinan la balanza hacia nuevas promociones.

  • La sensación de estrenar casa nueva. ¿A quién no le gusta? Entrar a vivir en una casa recién construida, con materiales y acabados impecables, y con una distribución ideal y acorde a nuestra forma de vida. Y es que, una casa nueva a estrenar se experimenta con todos los sentidos.
  • Zonas comunes, servicios añadidos y emplazamientos. La vivienda de obra nueva suele situarse en zonas de expansión con zonas verdes. Es habitual encontrar espacios de uso exclusivo dedicados al deporte, jardines, áreas de recreo infantil e incluso gimnasios.
  • El precio. Tal y como señalábamos, el precio de la vivienda de nueva construcción es equiparable al de la vivienda de segunda mano, sobre todo en ciudades con poca oferta. Además si echamos cuentas, en cuanto a los impuestos, la cuantía a desembolsar en este concepto no dista mucho en una vivienda de obra y una de segunda mano.
  • La comodidad. No tener que hacer ni una sola reforma para poner la casa a nuestro gusto no solo nos ahorrará tiempo y quebraderos de cabeza, también dinero. Sin mencionar que las viviendas de obra nueva presentan diseños y distribuciones en el espacio adaptados a las nuevas necesidades de la familias.
  • Eficiencia energética. Las viviendas de nueva construcción incorporan todos aquellos sistemas y materiales necesarios para optimizar el consumo energético dentro del hogar. Una casa construida sobre plano actualmente no solo cumplirá la legislación vigente en este sentido, sino que propiciará un ahorro notable a las familias en las facturas de la luz, el agua caliente, etc., a medio y largo plazo.

En Grupo Viqueira sabemos que la compra de una vivienda de obra nueva es ahora más atractiva que nunca, además de ser una opción que solo conlleva ventajas.  Afortunadamente para ti, nuevas promociones como la de Edificio Fátima hacen que estrenar vivienda de primera calidad próxima al centro de Vigo y con todos los servicios que necesitas ¡sea posible!