Cómo firmar una hipoteca este 2018 con garantías de éxito

Informarnos, establecer un límite de endeudamiento que no podemos sobrepasar y negociar las condiciones más ventajosas que nos sea posible. Estas son las tres recomendaciones que te dará cualquier experto en finanzas y crédito al consumo hipotecario.

Conseguir una hipoteca que se ajuste a tus necesidades y que no te proporcione quebraderos de cabeza en el futuro parece difícil, a priori. Sin embargo, no lo es tanto si decidimos actuar con cautela, tener en cuenta todas las variables y tomarnos el tiempo necesario para reflexionar y tomar la mejor decisión sobre cuál es la mejor hipoteca para nosotros.

Por cierto, los bancos suelen conceder entre el 70 y el 80 % del valor de tasación del inmueble hipotecado, un detalle que debes tener en cuenta cuando realices los cálculos oportunos antes de solicitar tu hipoteca.

Decidir si queremos una hipoteca a tipo fijo o variable

Se trata de uno de los temas más espinosos a la hora de decantarnos por una hipoteca a tipo interés fijo o variable, sobre todo ahora que las hipotecas a tipo fijo han cobrado cierta relevancia ante el temor del repunte del Euribor.

Según los expertos, 2018 es un buen año para contratar una hipoteca a tipo fijo, aunque los consumidores dispuestos a asumir ciertos riesgos en la evolución de los intereses y sus cuotas mensuales prefieran la opción variable, hasta ahora común para la mayoría de los hipotecados.

La contratación de una hipoteca a tipo variable está ligada a las expectativas económicas y todo apunta a que los tipos de interés (al cero desde 2016) subirán ligeramente a finales de 2019. En este sentido, todo dependerá del tiempo de amortización que escojamos para nuestra hipoteca.

Las cláusulas financieras, el campo de batalla

Las condiciones de la deuda que vamos a contraer son la parte más espinosa de todo el proceso. Debes estar preparado para leer la letra pequeña y negociar condiciones ventajosas.

Muchas hipotecas incluyen vinculaciones adicionales como contratos de seguros de hogar, seguros de vida, seguros de desempleo, planes de pensiones, domiciliación de nómina, contratación de tarjetas de crédito… Debemos pensar si nos compensan dichos productos, si no es así, eludirlos, minimizarlos o contratarlos por el menor tiempo posible será la clave del éxito a la hora de firmar una buena hipoteca, es decir, aquella que te reporte el menor coste o con la menor vinculación a productos adicionales.

Y, sobre todo, mucha calma, no hay que apresurarse, lo mejor es comparar entre los diferentes productos que tenemos a nuestra disposición en el mercado hipotecario. Al fin y al cabo, uno no contrata una hipoteca todos los días.

En definitiva, desde Grupo Viqueira sabemos que no es nada sencillo decidir sobre qué criterios influirán en el futuro de tu hipoteca, así que probablemente tengas que recurrir a un profesional que te asesore para lograr el acuerdo más ventajoso para ti.