0% read

En España, se terminan de media unas 90.000 viviendas al año, y la inmensa mayoría se venden sobre plano. Esta opción ofrece múltiples ventajas, como:

  • Ahorro en el precio.
  • Facilidades de pago.
  • Posibilidad de elegir y personalizar la vivienda a tu gusto.
  • Uso de materiales avanzados, cumpliendo con altos estándares de eficiencia energética.

Cuando la compra es sobre plano, el pago se suele hacer fraccionado, siguiendo un calendario de pagos a cuenta con la promotora hasta que la vivienda esté construida. Es en ese momento cuando se entregará la vivienda y se efectuará el último pago.

Seguridad y garantías en la compra de viviendas en construcción

Dado que los plazos de construcción y entrega suelen rondar los dos años, pueden surgir dudas como: ¿Y si finalmente no se construye? ¿Qué pasará con el dinero ya adelantado? ¿Cómo puedo protegerme?

Puedes estar tranquilo. Hoy en día, contamos con un sector mucho más profesionalizado que en el pasado, y los compradores tienen más garantías y seguridad jurídica que nunca.

Por ley, desde el 1 de enero de 2016, si la construcción no se inicia o no se finaliza en el plazo convenido para la entrega de la vivienda, el promotor debe garantizar, desde la obtención de la licencia de edificación, la devolución de las cantidades entregadas más los intereses legales.

¿Y cómo se garantiza? Lo más habitual es mediante un aval solidario emitido por entidades de crédito debidamente autorizadas, pero también se puede hacer mediante un contrato de seguro de caución suscrito con entidades aseguradoras autorizadas para operar en España. Esta es una operación que debe realizar el promotor una vez obtenida la licencia y antes de la firma del contrato de reserva.

Es decir, si se hacen entregas para una vivienda y al final no se recibe la vivienda, el dinero entregado hasta entonces estará asegurado. Para ello, todas las cantidades anticipadas deben ser ingresadas en una cuenta especial. De esta manera, se recuperará la inversión más los intereses legales en el inusual caso de que la vivienda no se construya.

Por eso, cuando busques vivienda, debes preguntar quién avalará o asegurará las entregas. Una vez firmado el contrato e iniciadas las entregas a cuenta, exige la entrega del aval solidario o la póliza de seguro que garantizarán la recuperación de tu dinero.

En conclusión, podemos decir con seguridad que comprar sobre plano es una opción segura y garantizada. Para evitar situaciones indeseadas, lo mejor es contar con una promotora de confianza y trayectoria como Grupo Viqueira, que cumple escrupulosamente con la legalidad y ofrece un plus de seguridad, asegurando que sus proyectos se entregarán en tiempo y forma, de manera que no tengas que hacer valer tus derechos y recuperar el dinero entregado.

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?