Los grandes retos del sector de la construcción

Consolidar la eficiencia energética del sector inmobiliario se ha convertido en un verdadero reto para la Unión Europea y, por tanto, para España.

Lo demuestran, por ejemplo, planes como el Fondo Europeo Next Generation EU, que consigna un porcentaje de las ayudas a la rehabilitación de viviendas antiguas con un fin: lograr reducir el gasto energético sin menoscabar las condiciones de habitabilidad.

Lo sostenible está de moda incluso en las viviendas

Muchos otros datos avalan el interés creciente, y podríamos decir que decisivo, por la sostenibilidad de nuestros inmuebles. Y no solo de las administraciones, sino de la sociedad en general.

Por ejemplo, ante las últimas y espectaculares subidas de la luz (con máximos históricos en las últimas semanas), los nuevos inversores se fijan cada vez más en la eficiencia energética de las nuevas viviendas.

De hecho, este factor comienza a ser decisivo en la decisión de compra, pues determina la rentabilidad de la operación de compraventa a corto, medio y largo plazo. 

Y esto no es nuevo. Ya a finales de 2019, un estudio del Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) y GAD3 titulado ¿Cómo decidimos la compra de la vivienda? señalaba que la sostenibilidad energética influía de manera decisiva para el 40 % de los encuestados.  

Cierto es que se trataba del menos influyente en la compra de un inmueble (conservación del edificio, 93 %; la calidad de los materiales de construcción, 91 %;el precio, 86 % o la ubicación, 81%); sin embargo, comenzaba a tener relevancia, sobre todo entre las nuevas generaciones. Para los jóvenes de entre 25 y 35 años, la eficiencia era ya tan importante como el precio de la vivienda.

Los promotores de nueva vivienda, la clave hacia una eficiencia real

Sin embargo, no se trata solo de contribuir a la rehabilitación de la vivienda usada, sino de que los nuevos planteamientos, las nuevas promociones, apuesten realmente por la eficiencia efectiva.

En otras palabras, que no se venda el concepto de ahorro de energía a sus futuros compradores sino que, realmente, lo garanticen.

En este sentido, entre las medidas que se están tomando para impulsar la eficiencia en el sector de la construcción, destacan cuatro de enorme impacto:

  •  El correcto aislamiento de fachadas: la apuesta por novedosos sistemas de fachadas o fachadas ventiladas que garantizan el mantenimiento de la temperatura en el interior de la vivienda.
  •  La apuesta por la aerotermia y la geotermia en un intento por prescindir de energías fósiles y apostar por sistemas menos contaminantes y más económicos. Estos, además, son fáciles de implantar en comunidades de vecinos.
  •  El suelo radiante, pues es capaz de calentar grandes espacios a baja temperatura y en menor tiempo, y las bombas de calor, por su alto rendimiento.
  • Los sistemas de iluminación LED, que podrían parecer, a estas alturas, una obviedad, pero siguen siendo una asignatura pendiente en muchas edificaciones incluso de obra nueva.

Una promotora inmobiliaria que realmente apueste por la eficiencia y el ahorro de energía, tendrá en cuenta variables como estas en sus nuevos diseños

En Grupo Viqueira ofrecemos garantías de este tipo y contribuimos a la consecución de uno de los objetivos europeos más ambiciosos: reducir las emisiones de los edificios en un 60 % en 2030, tanto el gasto energético como el consumo en calefacción y sistemas de refrigeración. ¿Hablamos?

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?