La fuerte subida del alquiler y la falta de oferta empujan la venta de vivienda nueva

El alquiler y la venta de vivienda de segunda mano habían desplazado, en los últimos años, la obra nueva.

Sin embargo, las continuas subidas en el mercado del alquiler, con máximos históricos este año, y una escasez de oferta en buena parte de las ciudades españolas, en buena parte debido al auge de los alquileres turísticos, ha empujado la venta de vivienda de nueva construcción.

Sin embargo, la oferta de esta última sigue sin ser capaz de abastecer la actual demanda. Es lo que se denomina infraproducción de vivienda nueva.

Una realidad para España en general, que se ceba con determinadas CCAA o capitales donde el censo crece por encima de la media, ya sea por el atractivo del teletrabajo (como ocurre en la costa) o por un mercado que favorece la empleabilidad.

Nuevas construcciones para inversores más exigentes

La buena noticia es que el número de nuevas promociones va en aumento, así cómo su calidad.

Las edificaciones de nuevo cuño son ahora de mejor calidad y energéticamente más eficientes. Se trata de una vivienda diseñada para garantizar un mayor confort y ahorro.

Este nuevo perfil habitacional pretende responder a las nuevas expectativas de los compradores y compradoras actuales. Estos reclaman mayores calidades y viviendas que respondan realmente a sus necesidades.

Pero también, precios asequibles, ahora que la inflación ha puesto en jaque su nivel adquisitivo y las condiciones hipotecarias se endurecen, especialmente en el entorno de las grandes urbes. Abastecer tales demandas será la clave para mejorar los datos de ventas del sector.

En Galicia, por ejemplo, la obra nueva se ha reactivado en los últimos meses, a pesar de que la crisis energética y el encarecimiento de los productos ha frenado la intención de compra.

Así que, es de esperar que la normalización de los precios y ese aumento de las promociones anime las transacciones en torno a inmuebles nuevos.

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?