El precio del alquiler anima al consumidor a comprar una vivienda de obra nueva

Los precios de los alquileres están por las nubes… ¡Cuántas veces habremos oído esta frase en el último año! Y no es para menos, ciudades como Madrid, Barcelona, Pamplona, Palma de Mallorca, A Coruña o Vigo están a punto de tocar techo y ya hay quien habla de una “burbuja del alquiler”.

Frente a esta situación, los consumidores encuentran en la compra de vivienda nueva una opción perfecta frente a los desajustes del mercado del alquiler.

Actualmente, el stock de obra nueva se centra, casi de forma mayoritaria, en la promoción de vivienda de calidad, eficiente y a la medida de las necesidades que quieren cubrir los ciudadanos de hoy en día. Además, sea un piso o una vivienda unifamiliar, a las ventajas de estrenar casa se unen, además, facilidades y excelentes condiciones de compra para quienes compran sobre plano.

Los alquileres han protagonizado una escalada sin precedentes, encontrar piso en el centro de muchas ciudades se ha convertido en una auténtica yincana y ¿quién nos dice que el casero no seguirá subiendo los precios año tras año?

Comprar una casa nueva es una apuesta segura

¿Por qué adquirir una vivienda a estrenar es una apuesta garantizada? El precio, que sabemos de antemano, no varía, ni siquiera si hablamos de compra sobre plano, pues se trata de ventas a “precio cerrado”; las hipotecas se encuentran a niveles razonables y, además de garantizar un hogar para nosotros o nuestra familia, estamos invirtiendo en un bien en alza. Pocos argumentos más poderosos pueden decantar a un consumidor en busca de su nueva vivienda por la adquisición de una casa en propiedad.

Respecto a la compra de vivienda de segunda mano, la compra de inmuebles de obra nueva no supone un sobrecoste respecto a la de segunda mano. Los gastos asociados al proceso de compra son semejantes y en una casa nueva no tenemos que hacer grandes reformas, sin mencionar las ventajas de vivir en un inmueble de reciente construcción, donde la calidad de los materiales (acristalados, suelos, aislantes…) nos permitirá disfrutar de mayor confort y ahorro de costes en la factura de la calefacción, aire acondicionado, etc., dependiendo de las cualidades de cada edificio.

Esto último también es extensible a las viviendas de alquiler, muchas de ellas con varios años a sus espaldas y desperfectos que los caseros no acaban de asumir, lo que se traduce en un encarecimiento de nuestro día a día.

Ahora que ya sabes todo esto, la opción de comprar una vivienda de obra nueva parece la mejor opción. En Grupo Viqueira ya están a la venta las última viviendas de Edificio Fátima, una promoción de 25 viviendas de obra nueva, a 5 minutos del centro de Vigo, de 2,3, y 4 dormitorios. ¡Infórmate sin compromiso!